Publicaciones
DEPARTAMENTO DE INVESTIGACIÓN HISTÓRICA
LA GUERRA, EL PEOR DE LOS MUNDOS POSIBLES
Por Sergio Scalise (*)
En la historia de la Humanidad, la guerra ha sido siempre la peor experiencia, la más calamitosa sin dudas, aún más mortal y dolorosa que las pestes ó las catástrofes naturales. La guerra es la fuerza destructora hecha conciencia; la violencia en la tempestad es benigna comparada a la violencia del odio humano. En ocasiones, algunos líderes mundiales han osado justificar el azote de la guerra. Theodoro Roosevelt, presidente norteamericano, en un artículo suyo publicado en 1899, afirmaba: “El desarrollo de la paz entre las Naciones, está confinado a aquellas que son civilizadas. En los confines entre la Civilización y la Barbarie, la guerra es generalmente normal. Que los bárbaros sean el indio en la frontera de EE.UU., el afghano en la India Británica ó el turco que limita con el cosaco de Siberia, el resultado es el mismo, el bárbaro no cederá más que a la fuerza. Toda expansión de una potencia civilizadora significa una victoria de la ley, el orden y la justicia, sea la potencia expansionista Francia, Inglaterra, Rusia ó EE.UU. Toda nuestra historia ha sido una historia de expansión. La causa de la expansión, es la causa de la Paz”

Cuando hacía referencia a esta justificación política, llamada luego imperialista, ya contaba con los territorios de Puerto Rico, Cuba, Filipinas y las islas de Guam, arrebatados al viejo imperio español en la guerra relámpago de 1898.

La Industria de la guerra

Según datos del Instituto Internacional de Investigaciones sobre la Paz, EE.UU. es el país que mas invirtió en armamentos en 1999, con 259 mil millones de dólares, es el que mas armas tiene, unas 250 millones, casi una por grupo familiar, y entre 1995 y 1999 exportó tantas armas como los demás países en su conjunto.

En julio de 2001, el presupuesto anual de defensa para el Pentágono, era de 330 mil millones de dólares, de los cuales 50 mil millones se invertirían en planes de investigación de nuevas tecnologías de destrucción masiva, en 84 laboratorios que emplean a 28.500 científicos.

También ese año, a la compañía aérea Lockheed le fue concedido un contrato por 225 mil millones para la construcción de 3 mil nuevos superbombarderos estratégicos; recordemos que en 1999, 30 días de bombardeos sobre la ex Yugoslavia, insumieron mas de 7 mil toneladas de explosivos de todo tipo, (bombas de grafito, de gravedad, de racimo, con láser, de fósforo, etc.), sin contar los misiles.

Keneth Bacon, en ese entonces portavoz del Pentágono, ante la masacre provocada por los bombardeos sobre la población civil, afirmó: “la guerra limpia no existe, y cada tanto se pueden cometer errores”.

¿Qué es el Realismo Político?
La Real-politik es una doctrina que afirma que el derecho descansa en la fuerza. El Estado fuerte siempre está “libre de la ley”, porque a la paz puede únicamente llegarse por la victoria del mas fuerte ó por el equilibrio de poderes, donde la diplomacia sostenida por las armas, organiza coaliciones imperiales contra el enemigo que considera la principal amenaza. Por ejemplo, en 1901 el Sha de Irán otorgó una concesión al aventurero inglés D’arcy, para la explotación del subsuelo por 66 años, éste a su vez lo vendió a la Anglo Persian Oil, empresa de propiedad encubierta de la Corona y del Almirantazgo Británico, venta que enfureció al Zar de todas las Rusias. Tras largos años de conflictos y hostilidades entre las Coronas de Rusia e Inglaterra, en 1907 el Rey Jorge V y el Zar Nicolás se repartieron el territorio iraní en zonas de influencia de uso exclusivo y monopólico, quedándose Gran Bretaña en el sur y Rusia al norte, dejando una zona intermedia, la mas pobre y desértica para que en ella ejercieran los persas su “soberanía territorial”.

La Raíz Geopolítica
Halford Mackinder (1861-1947), geógrafo y político conservador inglés, elaboró en 1904 una teoría de interpretación histórica-geográfica del mundo, que denominó, “Teoría del Corazón Continental”. Manifestó que la historia por el poder mundial, era la lucha permanente entre los llamados Imperios Terrestres y los Imperios Marítimos. El corazón continental del Imperio Terrestre, era su pivote geográfico, verdadera fortaleza terrestre, región inaccesible para el Imperio Marítimo, rodeado por un cinturón de seguridad en Eurasia y un cinturón exterior en las islas y demás continentes, dicho corazón estaría ubicado al norte y al este del mar Caspio.

Del corazón continental, partieron los pueblos jinetes de la antigüedad que asolaron en sus invasiones a tantas comarcas y reinos, Indoeuropeos, Persas, Hunos, Tártaros, Eslavos, Ostrogodos, etc.

El teórico estadounidense Nicolas Spykman (1893-1943), señaló que, para que un Imperio Marítimo, pueda neutralizar el poderío del corazón continental, necesita ejercer dominio en el espacio del cinturón interior, que rebautizó con el nombre de “Margen Continental”, quien tuviera el control del margen continental, podría neutralizar el poder del Imperio Terrestre.
El 75% de la reserva mundial de petróleo, calculada en 155.778 millones de m3. se encuentra en el espacio del cinturón interior ó margen continental, (sur y oeste del mar Caspio, Medio Oriente).

Ambiciones compartidas
Los países “desarrollados” ó del “primer mundo”, son el 25% de la población mundial, pero consumen casi el 80% de la energía producida en el planeta.

Se calcula que la demanda de energía crecerá en un 40%, según cifras del Instituto Argentino del Petróleo y del Gas, pero a su vez, el horizonte de agotamiento de la reserva petrolera, se ubica para fines del presente siglo.

Lograr un acceso irrestricto a las reservas energéticas existentes en el espacio del cinturón interior, es una ambición compartida tanto por EE.UU., Europa y China, porque hasta el derrumbe del ex Imperio Soviético, en el mar Caspio, los accesos ferroviarios, carreteros, aéreos y marítimos los monopolizaban los rusos.

Desestabilizar esta región y conectar los depósitos naturales del interior asiático, a través de una red de oleoductos y gasoductos hacia los mares Mediterráneo, Arábigo y Negro, parece ser la estrategia oculta que guía los acontecimientos en esta guerra neocolonial.
De la confluencia de las finalidades geopolíticas de los Estados Imperiales y de las finalidades lucrativas de las empresas Transnacionales, surge la urgencia brutal de recolonizar pueblos y naciones, y esta continua agresión es la causa mayor del renacimiento del milenarismo extremista islámico y sus liderazgos mesiánicos, tal cual estamos observando en Oriente Medio.

Guerra y Religión
La característica principal del estado de guerra para el Islam, es que producida la agresión, la respuesta militar en demanda de justicia, no tiene medida de tiempo. Por eso la guerra puede durar 50, 100 ó 200 años e involucrar a varias generaciones.

Hoy, el mundo musulmán, del que forman parte varias etnias, entre las que se encuentra la árabe, es víctima de una agresión militar colonialista. La consecuencia de esta violencia, puede ser algo completamente distinto a lo imaginado por sus estrategas.

Podría estar despertando una conciencia de unidad musulmana e interreligiosa entre todos los Pueblos y Naciones que ningún Imperio ó Coalición Imperial dispone de la fuerza para vencer.
.
(*) Profesor en Historia (I. S. F. D. Nº 21 Dr. R. Rojas. Moreno. Pcia. Bs. As.); Licenciado en Pedagogía Social (USAL); Diplomado en Prevención de las Adicciones (USAL); Diplomado en Educación y Nuevas Tecnologías (FLACSO); Presidente de la Biblioteca Popular Manuel Gálvez de Merlo. Pcia. Bs. As.; Docente de enseñanza Polimodal, Media de adultos y Terciario. Jefe del Departamento de Historia y docente del Instituto Superior Dr. Arturo Jauretche en la cátedra Historia Americana Siglo XIX e Historia Americana Siglo XX.

SI UTILIZA ESTE TRABAJO POR FAVOR CITE
www.institutojauretche.edu.ar
Bs.As. - Argentina
Instituto superior Dr. Arturo Jauretche | Arenales 940 | P. San Martín | Merlo - 1722 - B.A. | Tel. 0220-4805594